Según testigos “tenían acento venezolano”.

Por: Redacción

El toque de queda y Pico y Cédula no han sido excusa para los ladrones, que siguen haciendo de las suyas en esta crisis pandemica que vive la ciudad, los barranquilleros han tenido que combatir con tener que salir con el miedo a contagiarse y ahora también con el miedo a ser hurtados.

En la mañana de este miércoles dos hombres disfrazados de enfermeros, irrumpieron en la sede del banco Itaú, ubicada en la carrera 54 entre calles 72 y 74, norte de barranquilla y se llevaron una cifra cercana a los $ 15 millones de pesos.

Uno de los testigos relató que tras creer que eran trabajadores de la salud, “El vigilante le abrió al man porque tenía correcto el pico y cédula de hoy en Barranquilla. Cuando abrió, llegó el otro delincuente y ambos sacaron dos revólveres”.

El mismo testigo aseguró “que el robo no demoró más de dos minutos, un ladrón se quedó en el primer piso donde funciona el banco y el otro subió al segundo donde funcionan las oficinas administrativas, luego bajó y ambos huyeron en una motocicleta marca boxer”.

Las autoridades hicieron presencia en el lugar de los hechos, donde tomaron declaraciones de los testigos para dar con el paradaero de los responsables.