Tras el robo de su instrumento de trabajo con el que conseguía a diario el sustento para su hogar, decenas de personas se solidaron con ella y gestionaron un nuevo carro para que salga a vender sus bollos y otros productos.

Por: Redacción

El triste hecho ocurrió en horas de la mañana de este lunes, en el municipio de Sabanalarga, Atlántico, donde la señora Zunilda Calvo, vivió un angustioso momento, luego que descocido le robara el carrito donde llevaba los bollos que acostumbra vender en esa zona.

La señora, quien por años se ha dedicado a este pequeño emprendimiento, y a vender yuca y verdura lloró como una niña pequeña al darse cuenta que no estaba su carro.

“Yo llegué a Sabanalarga las 5:20, llegué a Sabanalarga temprano como nunca, cuando yo llego a la casa del señor  Mauricio, le tocó la puerta y él demoró para abrirme. Ya en lo último yo le di al portón, cuando estaba tocando el portón me entró una desesperación, cuando yo abro la puerta y miro que no está mi triciclo, no sé qué me pasó.” dijo Zunilda a elmabito.com

Entrevista con la Sra. Zunilda

Asimismo, expresó que le dio una cosa tan fea cuando vio el tanque de bollo y la yuca tirado en el piso.

“Yo me puse las manos en la cabeza a llorar. La gente al verme tan mal, me ayudó a vender mis bollos, yuca, suero, huevo y queso”.

La mujer entre lágrimas manifestó “Yo quedé tan mal y me desmayé donde la señora Elvia. Me sentí atrapada cuando no vi mi carro”.

Tras pasar por este angustioso momento, la víctima del robo, no sólo pensaba en su familia, sino también en cómo haría para pagar y vender sus productos.

“Yo pensaba Dios mío, señor si yo no vendo eso con que pago yo mi yuca, con que pago lo demás. Todo eso lo llevaba fiado, porque acá medan las cosas para cuando regrese y venda es que yo voy a pagar. Yo pensaba era que tenía que sacar el capital para entregar”, agregó la mujer.

La mujer emprendió la búsqueda de su carro en medio del dolor y las lágrimas, ella contó que caminó varias calles, sin embargo, no dio con su triciclo, ‘Bollo Bollo’ como es conocida la mujer en la comunidad, expresó que fue a varias casas para que le alquilaran un carrito para poder vender los bollos que había dejado en la esquina.

“Yo lloraba y lloraba para que me ayudaran porque como iba hacer yo con todos eso bollos, yo pensaba en el capitán que tenía que entregar en el pueblo cuando regresara” indicó Zunilda.

Calvo también contó que salió muy contenta a vender los bollos en la mañana, tras no salir a trabajar los días Santo.

“Me quedé en la casa sábado y domingo. El muchacho me mandó la yuca y todo y yo me puse hacer mis bollos. Con una energía que yo me fui esta mañana para Sabanalarga a vender mis cosas y cuando me doy de frente con eso, eso me dio duro”.

‘Bollo Bollo’ también contó a elambito que los bollos los empezó a preparar el domingo y que el lunes salió a las cuatro de la mañana en una buseta que sale del municipio de Candelaria hacia Sabanalarga.

La señora Zunilda tras ser víctima de la delincuencia que azota al departamento del Atlántico, recibió apoyo de varias personas que por medio de las redes sociales conocieron el hecho y se solidarizaron con ella para entregarle un nuevo triciclo para que continúe con la venta de sus bollos.

Una de las personas que se unió a esta donación fue El Camus, quien apenas conoció la noticia ayudó a gestionar el nuevo carrito de bollos.

El triciclo llegó en horas de la mañana de este martes, a la casa de Zunilda Calvo, en el municipio de Candelaria.

‘Bollo Bollo’ agradeció a los barranquilleros por el apoyo que recibió y por el nuevo triciclo.

Gracias a la solidaridad de las personas, Calvo volverá a vender sus productos y continuara llevando casa a casa los bollos para el desayuno de los sabanalarguero.