Los hechos ocurrieron en una estación de gasolina.

Por: George De La Hoz

Un hecho muy particular ocurrió en Bratislava (Eslovaquia), luego que una mujer fuera sorprendida por las autoridades practicándole sexo oral a un ladrón.

Según reportaron las autoridades locales, el sujeto llegó a la estación de gasolina para asaltarla, amenazó y golpeó al empleado del lugar, quien posteriormente salió huyendo del establecimiento.

Sin embargo, cuando el asaltante estaba sacando el dinero de la caja registradora, una mujer ingresó al lugar y no se sabe como, pero empezó a darle sexo oral al hombre.

Cuando los oficiales llegaron se encontraron con la escena, a lo que la mujer al verlos les dijo: “Llévenselo que ya no puedo más”.

Hasta el momento se desconocen las razones por la que la mujer actuó de esta manera.