Presunto articulador de los homicidios y actividades narcotraficantes de la estructura el mesa que delinque en Bogotá, Antioquia, Cundinamarca, Boyacá y San Andrés Islas.

Por: Andrés Fontalvo Díaz – www.elambito.com

La Fiscalía General de la Nación, a través de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales, obtuvo abundante material de prueba contra Sergio David Fernández, alias Cali, presunto articulador principal de las actividades ilícitas de la banda delincuencial El Mesa en Bogotá, Boyacá, Cundinamarca y San Andrés Islas.

Este hombre sería el encargado de obtener marihuana y cocaína en Caquetá, y coordinar su envío en buses de servicio público hacia Bogotá, donde se planeaba la distribución a diferentes localidades de la ciudad y puntos del país como Soacha (Cundinamarca), Duitama (Boyacá) y Bello (Antioquia). Para sus propósitos ilegales, supuestamente, instrumentalizaba menores de edad.

Las investigaciones permitieron establecer que alias Cali, al parecer, enviaba de manera sistemática a San Andrés Islas, pequeñas cantidades de estupefacientes con mujeres que las llevaban camufladas en el equipaje o adheridas al cuerpo.

De otro lado, también es señalado de recibir instrucciones directas de los máximos cabecillas de El Mesa, que delinquen en Bello (Antioquia), para realizar homicidios selectivos en Bogotá por el control de las rutas de microtráfico. Estas órdenes, supuestamente, eran difundidas a los grupos de sicarios encargados de ejecutarlas.

Sergio David Fernández fue capturado en Curillo (Caquetá) en una acción conjunta de la Fiscalía y la Policía Nacional. Un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales le imputó los delitos de concierto para delinquir agravado; tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado; y fabricación, tráfico, porte o tenencia y de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

 El procesado no aceptó los cargos y deberá cumplir medida de aseguramiento en centro carcelario.

La estructura El Mesa tiene su centro de actividades ilegales en Bello (Antioquia), donde nació como un clan familiar; sin embargo, hay evidencia de que habría ampliado sus actuar delictivo a otras ciudades y departamentos.