Los servicios médicos, psicológicos, tratamientos, intervenciones y procedimientos que necesiten las victimas de estas sustancias correrán por cuenta del estado colombiano.

Por: Angie Jaramillo – www.elambito.com

La justicia obligará al sistema de salud colombiano a prestar un servicio que genere una atención de manera inmediata a todas aquellas personas que resulten victimas de algún tipo de ataque con ácido o agente químico que resulte corrosivo a la piel.

Con una ley de 13 artículos, se reconocen a las personas atacadas con ácido, como victimas de enfermedades catastróficas. Esta genera medidas para su tratamientos posteriores y además establece el acceso a puestos laborales.

La norma que instaura el gobierno nacional, muestra las medidas que se deben adoptar en la prestación del servicio sin importar el tipo de daños generen estos ataques, sin tener en cuenta que sus lesiones sean permanentes o temporales.

Además, exige que la EPS preste una atención en menos de 24 horas y señala que el ministerio de salud debe asegurar que el paciente tenga acceso oportuno a los medicamentos y procedimientos que sean necesarios según indique el medico o especialista que se encuentre a cargo.