Antioxidantes1

​La ONU celebra el Día Mundial de la Alimentación para brindar especial atención a la situación de inseguridad alimentaria en el mundo.

Por: www.elambito.com

Cada 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación promovido por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación – FAO. Este año la situación de la emergencia sanitaria hace el llamado a prestar especial atención a la situación de inseguridad alimentaria en el mundo, que se pudo profundizar en razón de la pandemia por covid-19.

De acuerdo con el Consejo de Seguridad Alimentaria Mundial – CSA, la crisis ha afectado sistemas alimentarios y amenaza el acceso de las personas a los alimentos a través de múltiples dinámicas, no solo por la interrupción importante de las cadenas de suministro de alimentos a raíz de los bloqueos provocados por la crisis de salud, sino también por la importante desaceleración económica mundial, que ha resultado en menores ingresos y precios más altos de algunos alimentos, poniéndolos fuera del alcance de muchos y socavando el derecho a la alimentación.

Según el último informe sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición 2020, antes de la emergencia sanitaria, en el mundo cerca de dos mil millones de personas se enfrentaban a la inseguridad alimentaria en un nivel moderado o grave y las estimaciones más recientes indican que se sumarán entre 83 y 132 millones de personas adicionales debido a la crisis por el covid-19.

Asimismo, se presume que haya un estancamiento de los esfuerzos para alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible -ODS, de cero hambre, «por lo cual los esfuerzos de los estados para reducir el hambre son imperantes y se requerirán acciones a lo largo de todo el sistema alimentario para abordar los factores que están aumentando el costo de los alimentos y no favorecen la alimentación saludable», explicó Elisa Cadena, subdirectora de Salud Nutricional, Alimentos y Bebidas del Minsalud.

En Colombia, según la ENSIN 2015, la prevalencia nacional de Inseguridad Alimentaria en el Hogar –INSAH, fue del 54,2%, es decir, 1 de cada 2 hogares, donde el 13,8% de los hogares tenían inseguridad alimentaria moderada y en el 8,5% fue severa; problemática que es mayor en la población ubicada en el área rural (64,1%), en los hogares con jefatura femenina (57,6%) y en los hogares con jefe que se autoreconoció como indígena (77%) o afrodescendiente (68,9%), lo que expresa las brechas que aún existen en materia de salud alimentaria y nutricional en el país.

«En ese sentido, el informe sobre el estado de la seguridad alimentaria y la nutrición 2020, recalca la importancia de apoyar a los productores de alimentos, especialmente a pequeña escala, en Colombia es pertinente favorecer la agricultura campesina familiar y comunitaria para mejorar el acceso a estos mercados de alimentos y las cadenas de suministro en el orden regional», aseguró Cadena.

Desde marzo de 2020 las entidades que conforman la Comisión Intersectorial de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CISAN), entre ellas el Ministerio de Salud y Protección Social, han desarrollado estrategias intersectoriales en el corto, mediano y largo plazo dirigidas a afrontar el aumento de la inseguridad alimentaria y nutricional en los hogares consecuencia de las implicaciones económicas, sociales, ambientales y, por supuesto de salud, generadas por la pandemia y las medidas para su mitigación, dirigidas a favorecer la producción y disponibilidad de alimentos así:

  • Estrategia 1: Acciones para mejorar la accesibilidad física y económica a los alimentos;
  • Estrategia 2: Promoción de prácticas alimentarias y de nutrición saludables;
  • Estrategia 3: Avanzar en las políticas públicas hacia el Derecho a la Alimentación. 

«Esta es la oportunidad de sensibilizar a todos y todas en el nivel municipal, departamental, nacional y a todo el público en general acerca de las necesidades de atender la desnutrición, sobrepeso y deficiencia de micronutrientes que afecta especialmente a los niños y las niñas, las mujeres y los pueblos indígenas, afrocolombianos, palenqueros, raizales, Rom, mediante la promoción del desarrollo agrícola y rural, que aporte a la erradicación de la pobreza rural y la mejora de la seguridad alimentaria y nutricional de la población colombiana», concluyó Cadena.