En redes sociales el abogado responde a las críticas de los Colombianos

Por: Valery Gómez –www.elambito.com

El polémico Abelardo de la Espriella, un penalista exitoso de 33 años que nació en Bogotá, pero que se considera costeño de ‘racamandaca’.

Aunque no es un costeño cualquiera, se define como uno mediterraneo porque tienes gustos más ‘finos’.

Un hombre que ha respondido de frente a todas las críticas que hacen por su peculiar forma de hablar,  vestirse,  cantar y hasta por su trabajo como abogado de algunos famosos.

Habló abiertamente para el programa ‘Los Informantes’ y en entre otros insultos se refirió a la comida bogotana y a la costeña: “el ajiaco es un potaje carcelario de papa con pollo, eso es lo que le dan a los presos”, “Un bocachico frito, tres equinas y champleta en Cartagena, el tipo llega a su casa y hace una ‘cagada’”.