El hecho se registró en el municipio El Retorno. Tras horas de desaparición, el pequeño cuerpo fue hallado sin vida en un bote de basura. 

Por: Marianella Pérez- www.elambito.com 

La niña de tan solo 10 años de edad, fue una de las tantas víctimas de depredadores sexuales en Colombia. Un nuevo caso de violación se presentó el pasado miércoles en el Guaviare, luego de una menor desapareciera y horas después el cuerpo sin vida fuera hallado con signos de violación en un bote de basura.

Cámaras de seguridad fueron el aliado perfecto para las autoridades de El Retorno. En videos quedó registrado los últimos instantes con vida de la menor y las pistas exactas para dar con el presunto responsable.

Momentos antes de que se registrara la desaparición, la pequeña intercambiaba palabras con un sujeto, pues así mismo lo mostró las cámaras de seguridad que se encontraban en el lugar donde por última vez vieron a la víctima. Luego de hablar con el hombre, la pequeña entra a la tienda, entrega un celular y sale del sitio, sin dejar rastro alguno de su paradero.

En medio de la angustia que vivían los parientes de la hoy occisa, medios de comunicación hicieron pública la desaparición de la niña, en busca de que prontamente fuera encontrada. Sin embargo, horas después salió a flote la triste noticia que el cuerpo de la pequeña había sido hallado sin vida en una caneca de basura.

Tras el dolor que generó el macabro asesinato de la pequeña, el pueblo se sintió indignado y trataron de tomar justicia a mano propia. Sin embargo, las autoridades locales lograron la captura de tres sujetos quienes presuntamente estarían involucrados en el asesinato de la menor.

En medio de la turba, la comunidad intentó linchar a quienes serían los victimarios causando problemas en el orden público del municipio. Finalmente familiares, allegados y habitantes de El Retorno esperan una pronta respuesta por parte de las autoridades locales quienes se hicieron cargo de este hecho.

En medio del dolor y la frustración, los habitantes de esta comunidad decidieron salir a marchar rechazando todo acto que genera miedo e inseguridad para sus menores. un sin número de personas se unieron a esta causa, brindando sus más profundas condolencias a los familiares de la victima.