Por medio de su columna dominical en la Revista Semana, la periodista alzó su voz y pidió cadena perpetua para los violadores de niños. Así mismo reveló que sufrió un abuso sexual hace 40 años. 

Por: Marianella Pérez- www.elambito.com 

La reconocida periodista colombiana Victoria Dávila, publicó el pasado domingo en su columna; una llamativa y lamentable historia donde relata ‘el horror’ que tuvo que vivir hace 40 años atrás, cuando su tío paterno abusó de ella siendo tan sólo una niña de  5 o 6 años de edad.

”Me veo de 5 o 6 años. Estoy en un cuarto de la casa de mi abuela paterna, en un barrio muy popular de Cali. A mi lado, un hermano de mi papá, que para esa época era un adulto. Yo estaba parada; él, en cuclillas –aun así era más alto que yo–. Mi cuerpo pequeño estaba inmóvil: recuerdo claramente que mi corazón latía desbocado de terror, mis ojos no eran capaces de mirarlo de frente, estaban clavados en la puerta. No podía gritar, ni llorar, ni salir corriendo; estaba dominada”, así comenzó el triste relato.

”Mi instinto de supervivencia esperaba que alguien llegara a salvarme. Sentía su piel sudorosa y su aliento nauseabundo, mientras su mano se deslizaba por debajo de mi vestido, entraba en mis pantaloncitos y me tocaba en donde mi mamá me había enseñado que nadie me podía tocar. Estoy segura de que sintió que mis piernas temblaban sin parar; no le importó. No sé cuánto tiempo duró ese horror, pero hoy, 40 años después, me parece oír la respiración agitada del tío. Qué asco me produce ese recuerdo y, a la vez, qué dolor”, afirmó la periodista.

”Siento rabia de no haberme podido defender. No sé si alguien llegó casualmente y tuvo que dejarme salir; eso lo tengo borroso en la memoria, no lo alcanzo a recordar. No sé si el depravado me iba a hacer algo más, lo cierto es que me hizo mucho daño. Aunque no entendía en ese momento lo que me ocurrió, sabía en mi imaginario infantil que ese tío era malo. Mucho tiempo después supe que lo que hizo conmigo ese hombre que llevaba mi sangre tiene nombre, es un delito: él abusó sexualmente de mí. Todavía me siento extraña reconociéndolo, y por primera vez soy capaz de contarlo públicamente. Antes solo guardé silencio. El tío nunca respondió por lo que me hizo, quién sabe si atacó a otros niños o niñas. Me hubiera encantado tener la edad, la madurez y el valor para contárselo a mi papá, quien se murió sin saberlo; o a mi mamá, para que lo hubiera denunciado ante la justicia. Aunque está vivo, para mí está muerto –eso lo logré tras décadas de lucha interna–. Ojalá lea esto, porque nunca me pidió perdón. Nunca se arrepintió. Por fortuna, no recuerdo haberle dicho tío desde lo sucedido; siempre evité tenerlo cerca. Un ataque sexual jamás se olvida” así terminó de relatar la historia.

Tras la cantidad de abusos sexuales y posteriores asesinatos en menores de edad, ‘Vicky’ se unió a la lucha que viene desde el mandatario nacional Ivan Duque, en busca de que pronto impongan cadena perpetua para estos sujetos que agreden carnalmente a los niños:

” Sí a la cadena perpetua para violadores y asesinos de menores; sí, mil veces sí. Monstruos como Rafael Uribe Noguera y Luis Alfredo Garavito jamás deberían volver a la libertad, pues nunca dejarán de ser peligrosos. Múltiples estudios en el mundo advierten que la rehabilitación de estos delincuentes despreciables es casi imposible; las tasas de reincidencia lo demuestran.”

La historia de Vicky, ha generado miles de interacciones entre los ciudadanos y así mismo le brindaron apoyo por la difícil situación que pasó años atrás.