La consejala reslató la importancia de garantizar condiciones óptimas de infraestructura y caracterizar la salud de los docentes mayores o con comorbilidades

Por: Redacción

En medio de los malestares entre los sindicatos de docentes, tras la decisión del Distrito de convocar a clases presenciales para el próximo año, la concejala de Barranquilla Heidy Barrera, conminó a que las asociaciones de maestros y la Secretaría de Educación Distrital lleguen a un común acuerdo, donde se pueda iniciar un modelo de alternancia justo y seguro para toda la comunidad educativa.

Aseguro que es importante que se realice una caracterización de cada uno de los docentes para no colocar en riesgo su salud y la de los estudiantes.

“Es evidente que tenemos una planta de docentes integrada por muchos educadores adultos mayores, que tienen algún problema de persistencia y comorbilidades de riesgo, por lo que pertinente que implementemos estrategias como el 5 por 5 o el 3 por 3, que son 5 días a la semana asistir y 5 descansar, o 3 días asistir y 3 más descansar”, explicó la cabildante.

Barrera Vergara, del Partido de la U, dijo que con la nueva normalidad que deja la pandemia por el COVID19, la alternancia es una buena opción para el regreso a clase de los estudiantes, siempre y cuando para su implementación se garanticen las condiciones óptimas de infraestructura en las escuelas.

“El modelo de alternancia educativa es buena, pero nosotros como Estado debemos garantizar, tanto docente como al niño, que se van a tener las condiciones mínimas de bioseguridad para el regreso a clases. Es momento que el Distrito de Barranquilla asuma entonces los costos de bioseguridad en los planteles educativos. Sabemos que, en la actualidad, existen instituciones educativas que no cuentan ni con la financiación y mucho menos con la infraestructura adecuada para poder brindar estas cátedras. Se necesita también estabilidad para nuestros docentes desde el punto de vista de la salud”, indicó.