El monumento de los barranquilleros vivió una gran tarde en donde muchas familias se acercaron para celebrarse su primer año.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

Barranquilla está de fiesta y todo por cuenta de la Ventana al Mundo, monumento que llegó hace exactamente 365 días para engalanar aun más a la ciudad.

Con una gran celebración se conmemoró el que será el primero de muchos años en los que se mantendrá en pie esta ventana llena de colores. Desde el más pequeño hasta el más grande, se reunió a los alrededores de la gran escultura que hoy es un orgullo para todos los curramberos, quienes no se quisieron perder esta enorme fiesta.

Desde muy temprano los ciudadanos se congregaron para festejar con juegos, dulces y muchas más actividades que enriquecieron una tarde que estuvo llena de sonrisas, las cuales llegaron de la mano de Christian Daes y la familia Tecnoglass, quienes son los grandes responsables de esta proeza.

Además, para culminar con esta fiesta, una gran pastel se hizo presente, del cual mas de 4000 barranquilleros podrán degustar bocado tras bocado y cerrar esta gran tarde noche presenciando el primer aniversario de la Ventana al Mundo.