Con el programa, que hace parte de la estrategia ‘El Campo a toda Marcha’, se busca que los campesinos obtengan ingresos aproximados de 4 millones de pesos en cuatro meses.

Por: www.elambito.com Kits de siembra garantizará la seguridad alimentaria de más 2.200 productores del Atlántico

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, anunció que ya se encuentra todo listo para iniciar la entrega de los kits de siembra, con los que se busca garantizar la seguridad alimentaria de más de 2.200 pequeños productores de 18 municipios del Departamento.

La mandataria dio a conocer, además, que en alianza con la Fundación Monómeros se ofrecerá asistencia técnica, acompañamiento y capacitaciones para lograr mejores cosechas.

“A partir de hoy arranca la entrega de los kits de siembra con semillas certificadas, que van a ir acompañados de asistencia técnica, fertilizantes, herbicidas, material orgánico, insecticida y todos los insumos necesarios para la siembra. De tal forma que podamos garantizar que en cuatro meses la producción esté a toda marcha. La Fundación Monómeros es nuestra gran aliada para acompañar a nuestros campesinos en este proceso”, aseguró la Gobernadora.

Los kits agropecuarios, los cuales fueron asignados después de que los alcaldes se postularan a una convocatoria pública, contienen semillas de maíz (híbrido 5), patilla, melón, fríjol y ahuyama. Además, vienen equipados con herbicida, insecticida y materia orgánica.

Según el secretario de Desarrollo Económico, Miguel Vergara, “se busca que por cada kit se pueda sembrar una hectárea para llegar a más de 2.200. Este programa hace parte de un piloto estructural que permitirá analizar el comportamiento de los agricultores, la dinámica en torno al uso de insumos y resultados de su producción, para convertirlo en un programa permanente y sostenible, que eleve las capacidades agropecuarias y mejore la economía de los municipios más vulnerables”, añadió Vergara.

Para Gustavo Sol, gerente General de Monómeros, “el fomento y desarrollo de la ruralidad dependerá de la posibilidad de mejorar la productividad de su economía campesina, por eso desde Monómeros nos complace apoyar esta iniciativa, que va en coherencia con nuestro propósito de impulsar el desarrollo del campo con sostenibilidad e inclusión, aportando, además, al crecimiento de nuestro departamento, que es nuestra casa”.

La Fundación ofrecerá una amplia lista de beneficios que incluye asistencia técnica remota, material pedagógico por medio de la cartilla ‘Buenas Prácticas Agrícolas’, elaborado en conjunto con la Universidad de Antioquia para fortalecer los conocimientos en el manejo de cultivos, asesoría permanente en nutrición vegetal y acompañamiento por los técnicos de las Umatas municipales, durante todo el proceso productivo, para asegurar el uso más adecuado de estos insumos, obtener el máximo provecho, lograr mejores producciones y convertir esta ayuda en la oportunidad de fortalecer sus negocios.

Por su parte, Miguel Bonnet, quien lleva 20 años trabajando en su parcela de dos hectáreas y quien resultó beneficiado con el programa de kits de siembra, aseguró que las semillas le llegan en el mejor momento, no solo porque ya está lloviendo sino porque está a punto de recoger sus plantaciones de yuca y de maíz para darle espacio a otras semillas.
“Estoy muy agradecido con la Gobernadora por pensar en los pequeños productores, a quienes nos ha tocado duro con esta pandemia”, expresó.

El programa de kits de siembra hace parte del desarrollo de actividades para impulsar la base productiva del departamento del Atlántico, en especial, la agricultura campesina, familiar y comunitaria, ejercida por población en condición de vulnerabilidad, afectada por la emergencia social y económica causada por la pandemia del Covid-19.

Entregas de elementos de protección

La Gobernación del Atlántico continúa apoyando a los hospitales del Departamento. Hoy la secretaria de Salud del Atlántico, Alma Solano, entregó elementos de protección y bioseguridad en los municipios de Polonuevo y Sabanagrande.

De esta manera, se busca proteger a los profesionales y técnicos de salud de los hospitales que permanentemente realizan su labor de atención de pacientes, a través de visitas domiciliarias, durante la búsqueda activa de casos positivos y toma de muestras.