Los vecinos del barrio Los Ángeles no creen que el incendio que consumió una chatarrería, dos carros y afectó tres viviendas se hubiera generado por algún daño eléctrico, pues consideran que fueron manos criminales las que lo causaron.

La conflagración inició en la tarde del miércoles y fue controlada por tres máquinas de bomberos en horas de la noche.

“Nosotros también echamos agua antes y después de que llegarán los bomberos. Si no hubiera sido así la tragedia hubiera sido mayor porque la candela hubiera cogido más casas”, contó un testigo.

Manuel Palacio, uno de los afectados, aseguró que el dueño de la chatarrería que quedó vuelta cenizas tuvo que ser llevado a un centro asistencial ya que sufrió complicaciones de salud tras saber la noticia y perder todo lo que tenía en el negocio, incluyendo dos carros.

Ahora las víctimas del incendio están pidiendo que las autoridades les entreguen ayudas ya que todos son de excesos recursos.

“Nosotros necesitamos que nos ayuden a sacar nuestras casas adelante porque perdimos muchas cosas, más el señor de la chatarrería que quedó prácticamente en la ruina”, dijo Palacio.


Debido a los rumores de que hombres sin escrúpulos fueron quienes causaron el fuego, la Policía empezó vigilancia especial en el sector.