En la vivienda vivían seis personas, entre ellos dos menores de edad.

Por: Redacción – www.elambito.com

La vivienda que el día de ayer se consumió en un incendio en la calle 80C con carrera 1C, del barrio Santa Maria, permanece hoy en escombros y cenizas. Los afectados perdieron casi todo y hoy se encuentran sobrellevando la dura situación.

La familia Ardila amaneció sentada en la terraza de lo que era su casa, el escenario detrás es aterrador, las llamas acabaron con electrodomésticos, sillas, ropa, zapatos, camas y todo lo que tenían dentro de la vivienda.

“Yo salí un momentito a acompañar a mi hija a coger el bus, me demoré siete minutos mas o menos, una vecina me llamó  y me dijo que la casa se estaba prendiendo y yo vine pero ya la casa estaba vuelta nada”, contó una de las afectadas.

Según los Bomberos, la conflagración se dio gracias a un corto circuito que hubo en la habitación. La comunidad intentaba apagarlo con agua, tierra e incluso tumbaron el techo para poder ingresar tanques de agua desde los patios vecinos.

Las victimas del hecho están desorientadas ya que no saben a qué entidad acudir en busca de ayuda. Por ahora, necesitan  irse a vivir a otro inmueble porque  la casa no es propia sino que vivían en alquiler.

Entre tanta tristeza, los consuela que no hubo perdidas humanas y que toda la familia, incluyendo una niña en situación de discapacidad se encontraban lejos.