Este sería el primer caso de afectados con pólvora en lo que va corrido de la temporada decembrina.

Por: Jennifer Cadenas- www.elambito.com

Un menor de  tres años se encontraba gateando en su vivienda cuando, al parecer, se encontró un elemento de pólvora, más conocido como “traqui traqui” el cual segundos después se llevó a la boca y se tragó. El caso ocurrió ayer en el barrio Moderno, de Barranquilla.

La mamá del niño, quien afortunadamente estaba cerca, se percató de lo que estaba ocurriendo y de inmediato lo llevó a una clínica donde pudieron atenderlo y hacerle un lavado. Gracias a esto se evitó que el bebé se intoxicara y que el incidente pasara a mayores.

Cabe resaltar que la Policía Metropolitana se encuentra haciendo campañas de prevención  contra la pólvora, y los padres que dejen a los menores manipular estos elementos podrían ser amonestados con multas hasta 800 mil pesos.