Alfonso Fuentes Macías, el mototaxista que protagonizó el vídeo que circula en las redes sociales, le habló a las cámaras de elambito.com y nos contó su verdadera historia.

Por: Valery Gómez – www.elambito.com  Alfonso Fuentes Macías Mototaxista

Alfonso Fuentes Macías, el mototaxista que protagonizó un vídeo que circula por las redes sociales, en el cual se ve cómo este le suplicaba a patrulleros de la Policía de Tránsito que no le inmovilicen su motocicleta, ya que el vehículo es su única fuente de ingresos.

En las imágenes, se ve a Alfonso llorando y suplicando que no le quitaran su motocicleta, sin embargo, los agentes no tuvieron en cuenta sus súplicas y usaron la fuerza para apartarlo del ciclomotor y subir este a la grúa.

Según el relato de Fuentes Macías, él salió temprano a trabajar para traer dinero para alimentar a sus cuatro hijos. En la vía recogió un pasajero y cuando iban en camino se detienen ante la solicitud de pare, en un retén policial.

El patrullero de la Policía de tránsito le pidió los documentos de su motocicleta, los cuales Alfonso entregó confiado, pues estaban al día. Sin embargo, Fuentes no contaba con un permiso para transportar parrilleros y este fue el motivo por el cual deciden inmovilizarle el vehículo.

La reacción de Alfonso, en medio del desespero y la impotencia, fue llorar y humillarse ante los uniformados e incluso se tiró al suelo, al ver que no podía hacer nada y que los agentes no se conmovían.

El hombre se aferra a la motocicleta y es allí, cuando el agente toma una actitud agresiva y lo somete utilizando la fuerza, mientras testigos le gritaban que no lo golpearan pues él era una persona de bien.

Ante esto, y después de que el vídeo fuera publicado en redes sociales, decenas de personas decidieron reunirse para apoyar al hombre.

LA TRANQUILIDAD DE SENTIRSE RESPALDADO

Estas son sólo algunas de las personas que le dieron a Alfonso su total apoyo

En un acto de nobleza, la población barranquillera unió fuerzas para decirle a Alfonso que no estaba solo y que vendrían días mejores.

Después de vivir uno de los peores momentos de su vida, Alfonso decidió salir muy temprano a buscar algo qué hacer para solucionar la situación.

Recibió una llamada de un mototaxista que le pedía que llegara hasta una dirección para darle una donación que habían reunido entre varios colegas.

Para sorpresa de Alfonso, al llegar al lugar encontró a muchas personas, en su mayoría moto trabajadores, que llegaron hasta allí para respaldarlo e invitar al resto de la comunidad a que también se unieran al movimiento.

La muestra de solidaridad por parte de los colegas mototaxistas fue una pieza fundamental para generar catarsis en los ciudadanos.

Por otro lado, al sitio también llegaron varios pensionados de la Policía, dándole a Alfonso una voz de aliento y manifestando su total oposición frente al triste caso de este padre de familia.

La posición de los ex integrantes de la Policía Nacional habla claramente de que actos como este ‘manchan’ el nombre de la institución.

A partir de este hecho, nacen muchos interrogantes frente a la actuación que tuvieron y que tienen las autoridades frente a la ciudadanía y sus necesidades. Está dicho que, la Policía debe representar un respaldo, seguridad y protección para los barranquilleros.

Sin embargo, según varios ciudadanos, los intereses de los diferentes poderes se han puesto por encima de los intereses de la comunidad, llegan al punto de convertir las entidades gubernamentales en un aparente ‘negocio’ que sólo se basa en producir dinero a toda costa, dejando a un lado la misión de la institución.