Con flores, globos, música y mucho amor, sus seres queridos celebraron junto a ella.

Por: George De La Hoz

Muchos sueñan con llegar a la edad de los 100 años y una de las personas que ha logrado cumplir es meta es Rufina Robles Flórez, quien hoy en la ciudad de Barranquilla celebró se centenario rodeada de familiares quienes se esmeraron por hacer que esté sea el cumpleaños más especial.

Uno de sus familiares nos comentó que Rufina o más bien Beatríz, tal como ella se hace llamar desde mucho tiempo atrás, nació en Polonuevo, Atlántico en 1920 y se casó a la temporana edad de 17 años con José Flórez, quien laboraba en aquel momento en el aeropuerto Ernesto Cortizzos.

Desde los 8 años Beatriz llegó a Barranquilla junto a su familia y tras casarse se mudó al barrio Montes en donde duró muchos años al lado de su esposo. Allí aseguran que Beatriz era una mujer muy amable y muy querida por todos sus vecinos.

Para hoy se le tenía preparada una fiesta muy especial, pero debido a la pandemia de Covid-19 solo logró celebrar junto a su hija Carmen y su hermano Claudio, quienes se encargaron de hacerla sentir muy especial en su gran día.

Según su hija, desde las 5:00 e la mañana el teléfono no dejó de sonar, ya que son muchos los familiares y amigos que se han comunicado con Beatriz para felicitarla y desearlo lo mejor en estos 100 años.

Beatriz siempre se ha caracterizado por ser una mujer muy alegre y a la cual le gusta viajar mucho, según uno de sus sobrinos le encantaba viajar mucho a Panamá, país en el cual disfrutaba junto al resto de sus familiares.

Desde temprano, la casa se llenó de regalos que llegaban desde diferentes partes del mundo en donde se encuentran sobrinos, sus otros dos hijos(Marco Tulio y Fernando) y demás. Entre los regalos habían muchas flores, esas mismas que adornaron la casa de Beatriz el día de hoy.

Hoy son 100 años, pero esta mujer tiene muy claro que quiere seguir cumpliendo muchos más para seguir compartiendo con todos sus seres queridos.