Una vez más, los habitantes de la ciudad de Barranquilla se ven atemorizados ante el riesgo de ser atracados en los autobuses.

Por: Sarah Escobar Cadavid – www.elambito.comAtraco

Para algunos, el recorrido hacia sus casas, trabajos, universidades, etc, se ha convertido en todo un reto de supervivencia.

El caso más reciente se presentó en el barrio Carrizal, donde dos hombres tienen los buses azotados. De acuerdo con testigos, los cuales han denunciado los actos ante la Fiscalía, a la altura de la Ciudadela Metropolitana, dos hombres, entre esos uno conocido en el sector como ‘el Oso Panda’, abordan los vehículos, pagan su pasaje, se sientan y al paso de los minutos comienzan a despojar a los pasajeros de sus pertenencias.

La comunidad pide pronta solución ante estos hechos de inseguridad.