Con la ayuda de un canino, un grupo de criminalística del CTI logró la exhumación del cadáver del desaparecido, en una fosa ubicada a unos 15 metros de la vivienda.

Por: Dania Gómez- www.elambito.com

La víctima, identificada como Iván Londoño Leal, fue reportada desaparecida el 28 de enero de este año, después de llegar a una finca de su propiedad en la vereda La Enea, en el municipio antioqueño de Guarne, donde pretendía vender 14 cabezas de ganado.

Los principales acusados allanados en Cartagena por este delito son Carlos Mario González Ruiz y su compañera sentimental Zenith Tatiana Salas Lamadrid, quienes las autoridades investigan por ser presuntos responsables de desaparición forzada y homicidio agravado hacía Iván Londoño.

Algunas señales para encontrar el cuerpo, fue el  exceso de limpieza en los pisos y paredes de la vivienda que llamó la atención de los investigadores, quienes decidieron utilizar luces forenses en el lugar del crimen para detectar rastros de sangre.

La familia de la víctima asesinada y hurtada por una suma superior a los 30 millones de pesos, le perdió el rastro a los hoy acusados, por lo que denunció el caso a las autoridades, y posterior a ello, en 12 días de intensiva investigación dieron con la fosa donde fue enterrado el cuerpo.