quenopodio

Un niño de 14 años falleció el miércoles pasado, después que sus padres le dieran un drenador hepático llamado Quenopodio, medicamento ilegal por no contar con el registro del Invima.

Por Redacción-www.elambio.com drenador

El padre del menor, el señor Pedro Antonio Buelvas, contó que Cristian David Buelvas Carrillo, sufrió daño hepático irreversible, falla renal y respiratoria, su hermanita de 10 años está recluida en una clínica de Soledad con los mismos sintomas.

“Jamás quise hacerle daño a mis hijos, lo llevé a la clínica porque estaba bajo de ánimo y falto de energía, lo atendían y me lo devolvían ” contó su padre.

El señor Buelvas denunció que la menor no ha recibido la atención necesaria por estar afiliada a Comfacor EPS.

“Necesita estar en UCI pediátrica, pero Comfacor está en quiebra, no me la pueden recibir, expresó”

La secretaria de Salud de Soledad Emilia Elitín, afirmó que esta dependencia ya gestionó el traslado de la niña al Camino Universitario Adelita de Char.

“Pese a que en los almendros no hay UCI pediátrica, logramos que a la niña la atendieran en una de adultos y trasladamos una unidad de diálisis para que se le practicara este procedimiento”, aclaró.

Recordó a la ciudadanía a que no compren medicamentos en la calle y, aun peor suministrarlo a menores de edad.

Recordó que el INVIMA lanzó una alerta sanitaria desde diciembre del 2017 sobre la comercialización del Quenopodio.