Luego de varios días sin saber del paradero de su vecina, habitantes de la comunidad encontraron el cadáver en el interior de su vivienda.

Por Angie Jaramillo- www.elambito.com

Los vecinos de la mujer identificada como Adys Madariaga, relatan que se acercaron a su lugar de residencia luego de sentir un olor putrefacto que provenía de allí, al asomarse pudieron percibir lo sucedido y dar aviso inmediato a la policía.

Las autoridades llegaron al lugar y al ingresar encontraron el cuerpo arrodillado en una de las habitaciones de la vivienda, confirmando que la mujer se encontraba sin signos vitales y que no presentaba rasgos de violencia.

Los habitantes cercanos al lugar aseguran que Adys vivía sola y se ganaba la vida vendiendo productos de revista.

El cuerpo fue trasladado a las instalaciones de medicina legal y las autoridades adelantan investigaciones sobre este caso.