Un panfleto y varios homicidios atemorizan a los habitantes del sur de Barranquilla, pues no quieren salir de sus viviendas a partir de las 8 de la noche.

Por: Marianella Pérez- www.elambito.com

Ante esta situación, la Policía Metropolitana desmiente dichas intimidaciones a supuestos delincuentes integrantes de bandas criminales, que operan en esa zona de esta capital.

 

Sin embargo, la comunidad afirma que la cantidad de hechos de sangre contradice la versión que entregan las autoridades al respecto.

Hace varios días se registró el despiadado homicidio de un hombre que se encontraba en el cementerio Jardines de Paz, ubicado en la carrera 46 con la Vía al Mar, donde se encontraba visitando a un amigo en compañía de su compañera sentimental, cuando de repente llegó un sicario y los atacó a balazos.

Una de las balas impactó a Yimis de la Cruz en su cabeza, lo que lo dejó muerto en el campo santo, mientras que su esposa de 39 años resultó herida y la trasladaron hasta la Clínica Porto Azul, donde recibió atención médica.

Pasaron los días y todo parecía estar calmado, los familiares del asesinado estaban realizando el velorio de su ser querido en su lugar de residencia ubicado en barrio La Luz, suroriente de la capital de Atlántico, cuando el sonido de varios balazos los sorprendieron en horas de la noche.

En medio del atentado a bala, resultó herido un líder comunal que se encontraba visitando a los familiares del hoy occiso.

Desde ese instante, se desencadenaron varios ataques sicariales en el sur occidente y sur oriente de la ciudad, como lo fue el doble crimen en el barrio las Malvinas.

En este hecho, murieron dos personas que según las autoridades, eran expendedores de estupefacientes en ese sector popular de esta capital.

Siguieron los hechos de sangre en el barrio La Luz. Esta vez un hombre recibió dos impactos de bala por dos sujetos, quienes huyeron con rumbo desconocido.

Sea cual sea el motivo de estos asesinatos, los investigadores judiciales que asumieron estos casos no han podido dar con los responsables.