En los últimos meses, las autoridades vienen siendo muy criticadas ante su constante abuso contra los ciudadanos.

Por: George De La Hoz

La ciudadanía volvió a denunciar un nuevo uso de la fuerza bruta por parte de oficiales de policía, luego que en un conjunto residencial se presentara una discusión por parte de residentes de un hogar contras los oficiales por haber realizado un mal procedimiento.

Según testigos de los hechos, los patrulleros llegaron a cancelar una fiesta de cumpleaños que se celebraba al interior de uno de los apartamentos, en donde residen dos personas de avanzada edad.

Acto seguido, los policías realizaron varios tiros al aire, razón por la que una persona que vive en el cuarto piso le reclamó ya que tiene a dos hijos pequeños que podrían ser víctimas de eso tiros al aire, pero solo recibió como respuesta una amenaza de que se lo iban a llevar a la URI.

Tras esas amenazas, la discusión siguió y los policías subieron al cuarto piso e intentaron forzar la puerta para llevarse al hombre que les reclamó por los tiros al aire, pero luego de varios segundos, decidieron retirarse.

Asimismo se conoció, que estos patrulleros agredieron al vigilante del edificio y lo llevaron a una estación de policía, lugar del cual fue sacado por la administración del edificio.