Supersalud multa a Clínica en Valledupar por suministrar medicamentos no autorizados.

Por: Redacción- www.elambito.com

Supersalud confirmó la multa por $781.242.000 pesos (1000 SMLMV) a la Clínica Integral de Emergencias Laura Daniela S.A., debido al suministro de falsos medicamentos que causaron la muerte de 16 bebés prematuros, entre finales de 2016 e inicios de 2017.

Según el Superintendente Nacional de Salud, Fabio Aristizábal Ángel,  el proceso en contra del centro hospitalario inició en septiembre de 2017, cuando la Entidad ordenó la inspección a la clínica, cuando encontró, entre otras, que la clínica realizó compras a un proveedor con el que no tenía una relación comercial segura, llamado VC Medical, sin la existencia de un contrato que demostrara el modelo de compra y venta de medicamentos y dispositivos médicos.

El proveedor del medicamento “Survanta”, no registró ningún tipo de documentación ante la institución, que lo habilitara como tal. Sin embargo, se generaron órdenes de compra, compras y pagos a VC Medical.

“El proveedor no contaba con habilitación por parte del Ente Territorial, aspecto validado con la Secretaría Departamental del Cesar”- afirmó Aristizábal. Además, La recepción de medicamentos no se llevó a cabo bajo el concepto técnico que debía contener, puesto que no se revisaron fechas de vencimiento, registro sanitario, lotes, etc.

Por estas razones, el 21 de noviembre del 2017 la Superintendencia Delegada para Procesos Administrativos de la Supersalud sancionó a la IPS con la multa de 1.000 SMLMV. Sin embargo, la clínica interpuso recurso de reposición, que fue resuelto por esta Delegada, en febrero de 2018, confirmando la sanción que fue apelada nuevamente por el centro hospitalario, dejando el proceso en manos del Superintendente Nacional de Salud, quien ahora falla, ratificando la sanción, contra la que no se puede interponer ningún otro recurso.

“Los prestadores deben cumplir con todas las normas que regulan la prestación del servicio, entre ellas las tendientes a garantizar adecuadamente el servicio farmacéutico. No basta con contar con el certificado de habilitación para prestar el servicio. La salud es un derecho fundamental, que no puede ser visto como un negocio”- Concluyó Aristizábal.