La occisa había puesto una denuncia contra su pareja sentimental, por maltrato intrafamiliar en el año 2018, pero luego volvió a vivir con él.

Por: Valery Gómez –www.elambito.com

Eran aproximadamente las tres de la tarde del pasado lunes 13 de mayo, cuando un habitante del sector de la trocha Las Palmitas de Baranoa, vio que un cuerpo estaba tirado en medio del camino.

Inmediatamente corrió a ver quién era y para su sorpresa, era una vecina del sector, así que dio aviso a otros vecinos, la auxiliaron y la llevaron hasta el Hospital del municipio, a donde llegó sin signos vitales.

La víctima responde al nombre de Angélica María Montaño Acosta, de 33 años, quien según los médicos tenía golpes en diferentes partes del cuerpo.

Según algunos familiares, su pareja sentimental es el principal sospechoso del asesinato, con quien vivía en unión libre.

Los familiares aseguran que, Angélica María había puesto una denuncia ante la Comisaría de Familia, en noviembre de 2018, por maltrato por parte de su compañero.

Sin embargo, luego desistió de esa denuncia y volvió a vivir con su pareja.

Angélica María dejó tres hijos y vivía en el barrio Santa Elena, cerca de la trocha Las Palmitas, donde estaba  su cuerpo.