El hombre, en estado de embriaguez, se ubicó en la orilla del puente para orinar, perdió el equilibrio y cayó al vacío, recibiendo un fuerte golpe en la cabeza.

Por: Valery Gómez –www.elambito.com

Después de pasar una noche de amigos, bebiendo alcohol, Alejandro César Barrio Redondo y Erwin José García Acosta, caminaban por un sector del barrio Villa Encanto, Barrio Redondo decidió parar en un puente vehicular para hacer una necesidad fisiológica y fue allí cuando la tragedia ocurrió.

De un momento a otro Alejandro César, de 41 años de edad, perdió el control de su cuerpo y cayó debajo del puente, aproximadamente a dos metros de altura, mientras que su amigo observó estupefacto la caída y no pudo hacer nada para ayudarlo.

Inmediatamente García Acosta empezó a pedir ayuda a los transeúntes y a los pocos minutos llegó una ambulancia hasta el lugar, sin embargo, ya Barrio no tenía signos vitales.