medicina legal

El presunto asesino, ingresó a la vivienda y atacó a golpes y puñaladas a su madre, con quien había sostenido una discusión horas antes.

Por: Valery Gómez -www.elambito.com

La comunidad del barrio Siete de Abril aún no sale del asombro, pues el día de ayer ocurrió un caso que los dejó atónitos. Arletys María Vargas Bovea, de 46 años, murió en manos de su propio hijo.

Según algunos vecinos, el joven habría discutido con su madre en horas de la tarde, sin embargo, la discusión no pasó a mayores y el infante decidió salir con algunos amigos a bailar. Horas más tarde, bajo el efecto de sustancias alucinógenas, el menor decide volver a su vivienda y terminar con la vida de la mujer, quien en ese momento dormía.

A eso de las 10 de la noche, él ingresa a su casa ubicada en la carrera  9Sur #72-12, del  barrio antes mencionado, su madre permanece sumergida en un sueño profundo, cuando de repente empieza a recibir golpes por parte de su hijo.

Finalmente, el menor desenfunda un arma corto punzante y le propina varias puñaladas a su progenitora, dejándola tendida en la cama, envuelta en un charco de sangre.

La víctima recibió puñaladas en su rostro, en el cuello y en la región occipital de su cabeza.

El joven intenta huir volándose por el patio de la vivienda, sin embargo, los vecinos se percatan del hecho y llaman a la Policía, quienes en una rápida acción, logran la captura.

La mujer perdió la vida mientras la llevaban al Camino Santa María, al ingresar, el cuerpo médico determinó su fallecimiento, mientras que el presunto asesino fue trasladado a las instalaciones de la URI.