La víctima sospecha de la identidad de los agresores; interpondrá una denuncia ante la Fiscalía General del Estado

Por: Redacción  – www.elambito.com

Pese a que las autoridades sanitarias del país han pedido que se detengan las agresiones contra médicos y enfermeras, no han parado. En esta ocasión la víctima fue Breatriz, una enfermera del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) de Mérida, Yucatán, quien luego de ser amenazada, sujetos incendiaron su casa y automóvil.

Los hechos ocurrieron el 27 de mayo, pasada la medianoche, en la calle 44, de la colonia Lindavista, al norte de la entidad.

En el video que circuló por redes sociales se observan a dos sujetos lanzando un líquido inflamable (aparentemente gasolina) a la casa y al coche Nissan Versa estacionado en el patio, y posteriormente darse a la fuga.

La enfermera de 55 años de edad, que además es jefa de terapia intensiva en el Hospital de Alta Especialidad, señaló sospechar de quienes son los agresores. Aseguró tener grabaciones de cámaras de seguridad de lo acontecido, material en el que se apoyará para interponer su denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE).

“No se vale atacar a personal de salud, por qué lo hacen, si nosotros siempre los estamos ayudando, y no es cierto eso que están diciendo que tengo rencillas con alguien, a nadie, no tengo problemas con ninguna persona, gracias a Dios tengo mi trabajo, y se lo pueden hacer notar las personas que trabajan conmigo”, dijo en entrevista para Reforma.

“Recibí amenazas por teléfono donde me estaban exigiendo dinero y si no les pagaba me iban a matar y a lastimar, entonces qué le pasa a la gente, que en lugar de ayudarnos, nos están matando», añadió la trabajadora de la salud.

El delito que se asociará al ataque es el de homicidio doloso en grado de tentativa y es posible que se sumen daños a la propiedad.