El pingüino fue encontrado en el norte litoral de San Pablo.

Por: George De La Hoz

La muerte de un Pingüino de Magallanes tras ingerir una mascarilla N95 en Brasil vuelve a elevar la preocupación ante el aumento de los residuos de la pandemia de Covid-19.

El pingüino fue encontrado sin vida hace una semana en el litoral norte de Sao Paulo, y tras ser sometido a una autopsia le fue hallado un tapabocas N95 en el interior de su estómago.

Según los investigadores de la ONG Instituto Argonauta para la Conservación Costera y Marina, centrada en la rehabilitación de especies marinas afectadas por los residuos lanzados al mar, es mucha la «basura de pandemia» que han encontrado, que ya empiezan a preocuparse y comentan que es posible que otros animales marinos hayan consumido este tipo de elementos.

Estos pingüinos de Magallanes emigran todos los años desde la Patagonia Argentina, en busca de alimentos y aunque algunos se pierden del grupo, son hallados en playas de Brasil, rehabilitados y devueltos a la naturaleza.