La comunidad local le realizará un cumpleaños especial para hacerle sentir que no está solo.

Por: George De La Hoz

En Texas (Estados Unidos) un pequeño niño de 4 años vive momentos tristes al tener que despedirse en cuestión de meses a sus dos padres, quienes lastimosamente fallecieron por causas del Covid-19.

Su padre, Adam, trabajaba como camionero y dio positivo para el 3 de junio y falleció el 26 de junio a la edad de 33 años y siendo según médicos uno de los pacientes más graves que han atendido en esta emergencia sanitaria.

Por lo tanto su madre, mariah, era una maestra de guardería de 29 años y falleció el 5 de octubre, horas después de comenzar a sentirse mal. Según familiares, la ingresaron en horas de la noche del 4 de octubre  y a primeras horas del día del 5 de octubre, les informaron que había fallecido.

Raiden, que ahora vive, junto a una de sus abuelas, cumplirá años en los próximos días y tanto sus abuelas como el resto de sus familiares y la comunidad, celebrará su cumple número 5 por todo lo alto para hacerlo sentir muy especial y que no está solo en estos momentos en donde sus padres lo cuidarán desde lo más alto.