Todo sucedió en un pueblo de Ucrania, la joven de 17 años fue trasladada de urgencias a un hospital local.

Por: Redacción-www.elambito.com

Polina Gordik, una chica de 17 años aceptó posar para una selfie junto a su mejor amiga Veronika, y un rifle de caza.

Durante el festejo ambas sostuvieron el arma apuntando hacia ellas para la selfie, sin embargo, el arma se accionó accidentalmente recibiendo Polina el disparo en la cara.

El impacto le desfiguró la mitad del rostro, le daño toda la nariz y le aplastó la mayoría de los huesos de la cara.

La chica fue trasladada de urgencias y sometida a una operación que duró 7 horas, la madre de Polina detalló que “su hija prácticamente no tiene nariz, los cirujanos tuvieron que extirparle el ojo izquierdo que estaba muy dañado para poder salvarlo” agregó consternada.

A pesar que Polina está consciente no puede hablar, solo asienta la cabeza para comunicarse, en diálogos con la policía la chica afirmó que se trató de un accidente.

La policía inicia investigaciones para ver si el rifle de caza estaba registrado, de no ser así los padres de Veronika podrían enfrentar una pena de prisión de 5 años.