El incendio inició, al parecer, por un rayo que alcanzó al avión de una compañía Rusa en pleno vuelo y tuvo que aterrizar de emergencia en Moscú.

Por: Valery Gómez –www.elambito.com

El avión de Aeroflot, que llevaba a bordo 78 personas, aterrizó envuelto en llamas en el aeropuerto Cheremetievo en Moscú, tras el siniestro, al menos 41 personas perdieron la vida y varios resultaron heridos.

Según las autoridades rusas, a la aeronave que hacía el trayecto Moscú- Murmansk, la alcanzó un rayo que causó una conflagración e inmediatamente las llamas empezaron a devorar por completo la aeronave.

Las personas que quedaron con vida, descendieron del avión por medio de un tobogán. Las investigaciones señalan que el cableado eléctrico del aparato pudo incendiarse antes.

Los pasajeros se mostraron muy afectados por el hecho y en medio del caos relataron a los funcionarios de la aerolínea lo que había sucedido.

“Casi nos desmayamos por el terror mientras el avión se movía hacia arriba y hacia abajo como un saltamontes y se incendió ya en el suelo”, comentaba Piotr Yegorov.

Las autoridades abrieron una investigación para esclarecer los hechos y determinar si el siniestro se dio debido a fallas técnicas o humanas.