Ante la Comisión Primera de la Cámara el ministro Ruiz Gómez detalló cómo será el acceso al biológico y la inmunización de la población.

Por: Kevin Franco

En debate de control político ante la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, el ministro de Salud y
Protección Social, Fernando Ruiz Gómez, habló de la vacuna contra el covid-19 y el acceso que se tendrá en nuestro país una vez sea comprobada su seguridad y eficacia.

“Si la vacuna es eficaz permitiría relajar las medidas de aislamiento y regresar lo más pronto posible a la normalidad”, aseguró el ministro Ruiz Gómez, señalando también que “los riesgos son grandes y esto es importante tenerlo en perspectiva. El desarrollo a nivel mundial de vacunas se caracteriza por un
alto nivel de fracaso, además, el director del Instituto Internacional de Vacunas afirma que hay una tasa de 93% de intentos fallidos entre los estudios que se
hacen en animales y el registro final de una vacuna”.

El jefe de la cartera de Salud agregó que cuando escuchamos que una vacuna produce resultados positivos en animales, hay una gran distancia entre esa
capacidad y lo que finalmente se ve en los humanos. “El SARS-CoV-2 es uno de los cuatro tipos de coronavirus que circulan entre humanos, para ninguno de ellos existe una vacuna”.

“La magnitud del brote ha hecho que la gente y la industria farmacéutica esté dispuesta a trabajar de manera colaborativa para lograr la vacuna, hay 40
países y donantes que se han comprometido a través de diferentes mecanismos a ayudar en el desarrollo. Además, tenemos 23 vacunas de covid-19 en ensayos clínicos en todo el mundo y otros 140 en desarrollo en etapas tempranas”, indicó Ruiz Gómez, explicando además las fases necesarias para demostrar la seguridad y eficacia de una vacuna.

Acceso

La ruta de acceso a una vacuna en cualquier país implica la definición de una política pública, una planeación operativa, adquisición, distribución, aplicación del biológico, seguimiento y evaluación y apoyo tecnológico.

Explicó también que la definición de la política pública incluye la valoración jurídica, la revisión del proceso logístico y demás requeridos para garantizar la oportunidad, disponibilidad e inocuidad de los biológicos u otras tecnologías a adquirir y la construcción de una estrategia de información y orientación para mantener al ciudadano informado sobre el acceso al biológico.

En su intervención el ministro Ruiz Gómez detalló cómo se da la planeación operativa que incluye el ciclo contractual y el proceso logístico. Además, en cuanto a la adquisición, se trata de la ejecución de los mecanismos contractuales y de otro tipo para el acceso al biológico, así como la legalización y nacionalización y la administración física a nivel nacional.

“Llevamos más de 15 años comprando las vacunas de manera centralizada a través del Fondo Rotatorio de la Organización Panamericana de la Salud, entidad a la cual Colombia y otros países de Latinoamérica concurren para lograr menores precios en la adquisición de vacunas”, detalló.

En cuanto a distribución, el ministro indicó que la norma en nuestro país es “llevar a todas las entidades territoriales la vacuna, independientemente de su
condición. En Colombia hemos consolidado una red de aproximadamente 20 cuartos fríos en todo el país para la aplicación y distribución.

En el país aplicamos aproximadamente 8 millones de vacunas al año, pero hemos tenido momentos como cuando se llevó a cabo el proceso para declararnos libre de sarampión y rubeola congénita donde llegamos a vacunar 25 millones de personas al año”.

Estrategia propuesta

En el punto de la estrategia propuesta para la vacunación contra el covid-19 en Colombia, Ruiz Gómez señaló que existe una asesoría y acompañamiento
técnico al proceso estratégico, por tal razón mediante la Resolución 1270 de 2020 se creó el Comité Asesor con el objetivo de alinear todo el proceso para
el acceso de la población.

“El objetivo general es lograr el acceso a vacunas seguras y eficaces lo más temprano posible, al menor costo posible y para el mayor número de la
población”, sostuvo.

En total se espera intervenir a 29.818.580 personas en la población de alto riesgo y económicamente activa. Además de un total estimado -teniendo en cuenta que actualmente es incierto y se calcula sobre un promediado- de $1.414.744.446.212 del biológico. “Una estimación con los datos limitados que se tienen actualmente”, reiteró el ministro.

“Hasta ahora hemos firmado acuerdos de confidencialidad, intenciones de interés y conversaciones con diferentes industrias”, sostuvo Ruiz Gómez al hablar de los diferentes mecanismos bilaterales y multilaterales para adquirir el biológico cuando se compruebe su efectividad.

“El proceso de vacunación para la población más vulnerable nos llevará alrededor de seis meses. Y todo 2021 llegar a altas coberturas de vacunación”,
señaló el ministro Ruiz Gómez, reiterando que pueden surgir diferentes vacunas y desde el país se generarían los mecanismos para su adquisición.