Su nombre figuraba en una circular roja de INTERPOL y se trata del primer ciudadano, de ese país, pedido en extradición por Colombia.

Por: Redacción – www.elambito.com

Un trabajo articulado entre la Policía Nacional y autoridades argentinas, con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación, permitió la ubicación en ese país del ciudadano argentino Roberto Jorge Rigoni quien, según las investigaciones, presuntamente financió a ese grupo armado ilegal mientras se desempeñaba como alto ejecutivo de una multinacional italo-argentina en nuestro país.

En desarrollo de la operación internacional ‘Poena’, efectuada de manera conjunta por la Policía Nacional, la Policía Federal Argentina e INTERPOL, con el apoyo de la Fiscalía General de la Nación, se logró la captura en ese país de Roberto Jorge Rigoni, quien entre 2011 y 2015, cuando laboraba como alto ejecutivo de una multinacional en Colombia, habría aportado recursos al ELN, utilizados para actividades terroristas. Este hombre, conocido como ‘El Argentino’, tiene solicitud de extradición por parte del gobierno colombiano.

Rigoni fue ubicado cuando se desplazaba en un vehículo por una calle de la ciudad de Campana, situada a 90 kilómetros de Buenos Aires.

Su nombre figuraba en una circular roja de INTERPOL por los delitos de concierto para delinquir y financiamiento al terrorismo, específicamente por el presunto vínculo que estableció con el frente de Guerra Oriental del ELN, que para la época de los hechos estaba al mando de Gustavo Aníbal Giraldo Quinchía, conocido como ‘Pablito’, quien actualmente forma parte del Comando Central (COCE) de ese grupo armado organizado al margen de la ley. Además, al parecer sostuvo nexos con el frente ‘Domingo Laín Sáenz’ de esa agrupación armada.

Las investigaciones indican que ‘El Argentino’ era un importante ejecutivo, en el campo de la ingeniería, de una multinacional italo-argentina, encargada de la construcción del oleoducto Bicentenario primer tramo, entre el municipio de Saravena (Arauca) y el departamento de Casanare.

El hombre capturado, al parecer, habría aportado millonarias sumas de dinero al ELN, bajo la excusa de evitar acciones terroristas contra las obras del oleoducto, recibir ‘servicios de seguridad’ y obtener el aval para la libre circulación de vehículos de carga. Incluso, la información recaudada indica que un integrante de esa guerrilla y jefe de finanzas de una comisión, conocido como ‘Gaitán’ y quien fue capturado en junio de 2013, era el encargado de recibir el dinero.

Así mismo, los trabajos adelantados por la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL (DIJIN) permitieron establecer que ‘El Argentino’ presuntamente coordinaba con ‘Gaitán’ actividades de extorsión a ejecutivos e ingenieros de la multinacional en la que trabajaba, así como la incineración de maquinaria como recurso de intimidación.

Rigoni habría abandonado Colombia a comienzos de 2015, época en la que las autoridades ya investigaban sus presuntos nexos con el ELN.

Este importante resultado, que afianza la cooperación internacional en la lucha contra el crimen, hace parte de la tercera fase del plan de choque ‘Construyendo Seguridad’.