La Plaza de la Paz, La Ventana de Campeones y el edificio de la Intendencia Fluvial fueron algunos de los escenarios donde se realizó el rodaje de su primer video.

Por: www.elambito.com ‘Quille’ Romero

El cantautor y bailarín barranquillero Quille Romero lanza, más que una canción, un sueño de vida con “Yo Viviré” cuya letra es inspirada en ese llamado al amor, la alegría y la espiritualidad que él mismo experimenta. Pretende contagiar a su público, compuesto principalmente por jóvenes, a través de la música.

La Plaza de la Paz, La Ventana de Campeones y el edificio de la Intendencia Fluvial fueron, entre otros, los escenarios escogidos por el artista, junto al director de su videoclip Mauricio Prince de la productora 6609 Films, para el rodaje de su primer video. Dentro de este se recrean las inspiradoras historias de personas que reciben ese llamado al amor y a la alegría a través de la contagiosa cadencia del ritmo latino que propone el artista en su canción.

«Yo Viviré nació en un momento en el que sentía la necesidad de componer sobre cómo la gente se enloquece por amor, Realmente siento que no hay nada más perfecto. Quiero que se convierta en un himno de los enamorados, aunque yo lo compuse teniendo en cuenta mi amor por Dios» afirma Quille.

¿Quién es ‘Quille’?

Carlos Romero Mejía, mejor conocido como Quille, tiene 21 años y nació en Barranquilla, Colombia. Con una fuerte influencia artística de sus padres, tuvo claro desde niño que los escenarios serían lo suyo.

En su vida escolar protagonizó obras musicales con gran éxito y al llegar a la universidad del Norte a estudiar Comunicación Social inició su aventura artística al ser invitado a participar en una gira por Europa junto al Grupo Folclórico de la Uninorte.

En 2017 inicia uno de los más determinantes caminos de su vida cuando comienza a liderar el movimiento logístico y artístico del grupo de jóvenes Apóstoles de Ágape y Serafines de Ágape.

Hoy es compositor e intérprete de sus canciones, las cuales ofrece desde el fondo de su corazón a Jesús, pero dejándole al mismo público que decida qué interpretación quiera darle. Su voz y movimientos alegres y juveniles quieren llegar al mundo entero con un corazón lleno de amor y buenas intenciones