Con su llegada el equipo ha dado un gran salto de calidad, tanto que hoy se encuentran a puertas del tricampeonato.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

Junior ya sueña con bordar otra estrella en el escudo y con volver a colocar en la vitrina otro titulo de liga, siendo este el décimo en la historia de los tiburones.

Pero para hablar de este Junior finalista, hay que irse un poco atrás y es porque los rojiblancos no habían tenido un gran inicio de campaña tras su segundo titulo consecutivo y, tan solo hasta las fechas finales consiguieron los puntos necesarios para meterse en la fiesta de fin de año.

Ya en los cuadrangulares un hombre apareció y puso todo el peso de su experiencia sobre el césped del juego. Con su inteligencia, magia y sonrisa para jugar a la pelota, Teo llevó a Junior directo a la tercera final consecutiva, demostrando que el equipo con su llegada ha mejorado en todas sus facetas.

Su versión 2009 salió a flor de piel en estos cuadrangulares, ya que sus goles ante Atlético Nacional y Cúcuta Deportivo, hicieron realidad dos victorias que en su momento fueron importantes para alimentar a un bicampeón que ahora quiere ser tricampeon.

Pero ahora la tarea no está cumplida, faltan dos encuentros para bordar una nueva estrella al escudo y en esos 180 minutos, la experiencia de Teofilo Gutiérrez seguramente pesará.