Su teléfono celular terminó en manos de Paredes, Mbappé y Marquinhos, y por poco lo dejan incomunicado.

Por: George De La Hoz

Marco Verratti no la pasó nada bien en uno de los descansos del PSG y todo se debe a que los varios de sus compañeros secuestraron su teléfono celular y lo hicieron sufrir por unos minutos.

Mientras estaban en la piscina descansando un poco del último  encuentro por Champions, Leo Paredes, Mbappé y Marquinhos, tomaron el celular de Verratti y se lo lanzaron entre si, pero mientras estaban en el agua.

Por su parte, Verratti desde afuera rogaba para que se lo devolvieran y cada que veía su teléfono volar por los aires, su rostro tenía la expresión como si estuviese viendo una película de terror.

Kurzawa por su parte grababa la cómica escena y no paraban de reírse de la situación. Lo que si es cierto es que no sabemos como habrá terminado el episodio y si el celular de Verratti habrá sobrevivido.