Junto a César Daza, un intérprete que va por los estadios del país narrando el fútbol con las manos, Santiago tuvo una noche que jamás olvidará.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

En el Estadio Metropolitano todo fue alegría, Junior derrotó 3-0 a Jaguares y se metió en los ocho, pero hay una imagen que quedará para siempre y es la del pequeño Santiago Andrés Ibarra Barbosa celebrando con el corazón cada anotación de la victoria de su Junior del alma.

Santiago, un pequeño niño ciego de 10 años y fiel seguidor de Junior, quería ir al estadio a vivir como todo buen hincha un partido de su club amado, por eso no se dejó vencer de su incapacidad y lo consiguió, aunque con un poco de ayuda de un buen amigo cómo Cesar Daza, un hincha de Independiente Santa Fe, quien con un tablero en sus piernas, es capaz de narrar el fútbol con las manos.

Este hincha del León va por todos los estadios del país ayudando a personas no videntes a vivir el fútbol de otra manera y así lo ha conseguido. En esta ocasión el gran privilegiado fue Santiago Ibarra, quien junto a César vibaron con los tres goles de Junior, un resultado que hasta el mismo Santiago se atrevió a dar antes de iniciarse el juego.

Aún sin ver, Santiago sentía con el corazón todo lo que en la cancha sucedía, pero ese pequeño corazón explotó aún más de alegría con el del tercer gol y todo se debe a que el autor de esa anotación fue su ídolo Teo Gutiérrez, quien tras salir del terreno de juego, lo abrazó y le regaló su camisa, haciendo de esta manera la noche de ‘Santi’ más especial que nunca.

“Me siento feliz. Teo me prometió un gol y la camisa y aquí la tengo. Estoy feliz porque cumplió” nos comentó Santiago con mucha felicidad.

Teo al final del encuentro se mostró conmovido por lo que vivió junto a Santiago y comentó que el gol, la dedicatoria y la camisa era un regalo que hoy tenía que regalarle.

“Son momentos difíciles, momentos especiales porque es un niño que quiere ver, se me acercó y me dijo que me quería conocer, lo abracé y le dije que ojalá Dios quiera y marcara gol para dedicarselo a él, así que también le di la camiseta” declaró Teo Gutiérrez.

Sin lugar a dudas, la labor de Cesar es de aplaudir y todo porque le brinda una oportunidad a todos los hinchas del fútbol colombiano a vivir los juegos de sus equipos de una manera especial.

“Viajo por todo el país con la camisa de Santa Fe interpretandole los partidos a todos los hinchas, porque todos tienen el derecho de saber lo que pasa en la cancha. El fútbol se puede vivir en paz y de una manera diferente. Estoy contento por cumplirle este sueño a este pequeño hincha de Junior” expresó Cesar Daza.

Hoy fue Santiago quien tuvo el privilegio de vivir una noche soñada, pero en el futuro seguramente muchos hinchas no videntes tendrán la oportunidad de vivir el fútbol como como se debe hacer, con el corazón.