Román Martínez, autor del gol
Una expulsión infantil de Gabriel Fuentes y la inexperiencia del equipo en torneo internacional fueron vitales en la victoria del cuervo.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

Junior volvió a pecar, a perder y a revivir. El conjunto de Luis Fernando Suárez pagó caro la expulsión de Gabriel Fuentes a los 28’ de la primera parte y en una desatención dejó pasar la oportunidad de sumar en esta Copa Libertadores.

Con un Junior que arrancó con tenencia y muchas opciones de gol, se tuvo que ver perjudicado con una nueva expulsión de Fuentes por un fuerte codazo sobre Damián Pérez. A partir de ahí, el equipo roto hizo con 10 hombres lo suficiente para quedarse con la victoria.

Ya en la segunda parte y tras un corte en el fluido eléctrico, Junior no logró asentarse, mas sin embargo creo con opciones con Díaz e Hinestroza, que fueron lapidadas en el último cuarto de cancha.

A los 78’ y en una pestañeada de los tiburones, Román Martínez aprovecho para enganchar a David Murillo y rematar al primer palo de Sebastián Viera para el 1-0, el cual seria a la postre el resultado final.

De esta manera, San Lorenzo acaba con su mala racha ya que no conseguía ganar desde el mes de octubre de 2018. Junior es último del grupo F con cero unidades, mientras que San Lorenzo se ubica segundo con cuatro y Palmeiras comanda el grupo con 6.