Un gol de penal de Bruno Fernandes en el alargue bastó para superar a su rival.

Por: George De La Hoz

Manchester United sigue firme en su lucha de hacerse con el título de Europa League, luego de derrotar por la mínima diferencia y en el tiempo extra al Copenhague.

Luego de 90′ minutos con pocas opciones y todas desperdiciadas hubo que ir al alargue para definir al nuevo semifinalista, el cual al final fue el United gracias al gol de Bruno Fernandes desde el punto blanco del penal.

En el conjunto danés, Karl-Johan Johnsson fue la tan figura teniendo muchas intervenciones importantes, pero los aplausos se lo llevan los ganadores y lastimosamente el golero y su equipo sede en marchar a casa.

Los ingleses ahora esperan el rival que saldrá entre Sevilla y Wolverhampton, clubes que se enfrentarán el día de mañana.