El hecho más curioso del compromiso se dio en el instante que el defensor Kyle Walker terminó como arquero de los de Pep Guardiola.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

Atalante y Manchester City no lograron pasar del empate a un gol en San Siro, unidad que además, deja mal parado a los de Bérgamo ya que solo suman 1 punto.

Los ‘Cityzens’ arrancaron de gran manera el encuentro luego del gol de Sterling a los 7’ de compromiso. Con la pelota y las opciones mas claras, los de Guardiola tuvieron para aumentar el marcador, pero no liquidaron y se dejaron sorprender al 4’ por Pasalic, quien consiguió el tanto con el que los italianos obtuvieron su primera unidad.

Lo más curioso del encuentro se dio en el momento en el que Kyle Walker fue enviado al terreno de juego, pero para cumplir una función muy diferente, ya que tendría que calzarse los guantes para custodiar el arco.

Todo esto debido a la lesión sufrida por el golero titular, Ederson y por la expulsión de Claudio Bravo, quien reemplazaba al brasilero.

City con 10 puntos es líder en solitario del grupo, pero más abajo se logra ver al Atalanta con 1 punto y obligado a ganar los últimos dos compromisos para aspirar siquiera a una plaza en la Europa League.