El uruguayo no contó con el apoyo de Koeman y se marcha al Atlético Madrid.

Por: George De La Hoz

Luis Suárez hoy tuvo que ir a la sede de entrenamiento del Barcelona, pero no para seguir entrenando y preparándose, sino para despedirse de sus compañeros y tomar un rumbo nuevo.

El goleador uruguayo deja al Barcelona tras seis años llenos de goles y muchas alegrías que fueron regaladas a la afición culé.

En medio de las lágrimas, Suárez partió para tomar un nuevo rumbo, el cual lo llevará a vestir los colores rojo y blanco del Atlético de Madrid.

Atrás quedarán muchos recuerdos especiales como el de la última Champions conseguida en 2015 cuando junto a Messi y Neymar derrotaron en la gran final a la Juventus.