Camilo Álvarez vivió con mucha emoción y junto a su padre la primera gran final del fútbol colombiano de su amado Junior ante el Deportivo Pasto.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

Todos recordarán a ese niño que tiempo atrás se hizo viral en las redes sociales por no querer vestir los colores del Deportivo Independiente Medellín, ya que su equipo preferido era nada más y nada menos que Junior de Barranquilla.

En el encuentro por la final entre Junior y Pasto, ese niños, Camilo Álvarez, de 6 años de edad, se dio el lujo de poder vivir en carne propia una final de su querido y amado Junior desde uno de los asientos del Estadio Metropolitano.

Desde el primer momento, vibró, saltó, cantó y alentó a cada uno de los jugadores de Junior. Con el gol de Fabián Sambueza explotó de júbilo, sensación que seguramente jamás olvidará.

Su padre recordaba aquel momento en el que luchaba porque su hijo sea hincha del tiburón, exclamando que le comentaba en ese tiempo a su hijo no se dejara poner la camiseta del Medellín, porque su equipo tenía que ser de Junior.

Durante los primeros 90′ minutos de la final, padre e hijo vivieron esta gran experiencia, que esperan cerrar celebrando el próximo miércoles la anhelada novena estrella de los tiburones.