Desde Barranquilla, al rededor de 800 aficionados tiburones viajarán para ir a alentar desde las tribunas del Campín a su amado Junior.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

Con motivo de la final entre Junior y Pasto, aficionados tiburones se congregaron desde muy temprano en los alrededores del Estadio Metropolitano a la espera de los buses que los llevarían hacia la capital del país para disfrutar del encuentro en donde su amado Junior irá por la novena estrella.

Al ritmo de los bombos los hinchas tiburones calentaban y se preparaban para llegar al estadio afinados para sonar mejor que nunca en este juego crucial. Los cánticos no faltaron y tampoco las palabras de apoyo al equipo, así como la ilusión, esa que los hinchas tiburones mantienen para traerse esa copa a Barranquilla.

Con el pasar de las horas la logística encargada de los buses inició a organizar puesto por puesto a cada hincha para subir a cada uno de los buses, bajo la lluvia las cosas se ponían un poco complicadas ante el mar de gente, pero al final todo salió bien y cada rojiblanco partió para ver a su Junior campeón.