El domingo en el Roberto Meléndez, Junior afrontará una prueba de fuego ante Atlético Nacional post-eliminación de Copa Libertadores.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

En Junior ya no hay mañana, el equipo tiene que pasar el trago amargo de Copa Libertadores y el domingo tiene una oportunidad ante Atlético Nacional para empezar a retomar el camino de la victoria.

Luis Fernando Suarez ha dejado atrás la derrota en Palmeiras y asegura que el grupo a pesar de la eliminación en Libertadores, no se siente bajo de ánimo y ante Nacional deberán afrontar el juego con mucha seguridad.

“Lo anímico es lo que menos preocupa, el grupo está bien y es consciente de cómo debe jugar un partido que se mira de manera diferente y con ese calificativo que se le da de clásico”

Para el juego ante el conjunto verde, Suárez comenta que van a estar preparados para lo que el equipo paisa venga a mostrar y que deben contrarrestar cualquier situación que se presente durante el juego.

“Tenemos que estar preparados para cualquier cosa, un equipo atacando o defendiendo. No podemos estar pendientes a la forma como se puede presentar el contrario, tenemos que tener las armas necesarias para solucionar los problemas”

Con respecto a lo que presentará Nacional el domingo en el Roberto Meléndez, Luis Suárez sabe que más allá de los altibajos que tienen los verdolagas, no deja de ser un juego complicado.

“Es un equipo que viene de vivir una situación especial porque a principio de año no podía contratar y tuvieron que llamar a muchos jóvenes. Es un equipo de mucha capacidad, que tiene una estructura importante así que tenemos que tenemos toda la seriedad necesaria”