El charrua ya suma cinco títulos en esta eterna relación Comesaña – Junior que comenzó con el campeonato de 1977.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

Entrega en la cancha, nueve llegadas como DT, cinco títulos, infinitas anécdotas y muchas alegrías. Esa ha sido la historia de Julio Comesaña en todas las etapas en la que ha pisado la institución, esa que hoy parece una historia de amor difícil de romper.

Y es que el uruguayo en más de una ocasión ha confesado que Barranquilla y Junior son su casa, es por eso que siempre su nombre es el numero uno en la carpeta de los directivos en cada ocasión que hay que buscar un nuevo entrenador o a alguien que apague los incendios y para eso, siempre estará Julio Comesaña.

Su primer titulo se dio en el año de 1977 luego de vencer en el hexagonal final. El encuentro que daría la primera estrella sería ante Independiente Santa Fe en Bogotá, mismo escenario en donde consiguió la novena ahora como entrenador. En aquella ocasión los barranquilleros ganaron 3-1 y se aseguraron el titulo a una fecha del final, fecha en la cual cerrarían ante Nacional en el Romelio Martínez, ganando 1-0.

Para el segundo titulo de Comesaña con Junior, había que esperar hasta 1993. Ya como entrenador, Julio entrenó un equipo conformado por grandes jugadores como ‘Pibe’ Valderrama, ‘Niche’ Guerrero, Iván Valenciano, Víctor Danilo Pacheco y José María Pazo.

En un cuadrangular final conformado por Junior, Independiente Medellín, Atlético Nacional y América de Cali, los barranquilleros salieron campeones al vencer en la última fecha al cuadro Escarlata 3-2 con un agónico gol de Oswaldo Mackenzie.

Tras eso, Julio tendría varios periodos en Junior, pero no conseguiría tocar la gloria hasta el 2017 en donde conquistó la Copa Águila al derrotar en la final al Independiente Medellín.

Luego llegaría ese momento de gloria, Julio volvió a mediados del 2018 y mandó al equipo a lo más alto al conseguir la octava estrella que había sido esquiva en tres ocasiones seguidas, luego de quitarle otra final al ‘Poderoso de la Montaña’, en ese mismo periodo Junior llegaría a la final de Copa Sudamericana para luchar por su primer titulo internacional, pero todo se desperdició desde el punto penal.

Como ya era costumbre, Julio volvería a dejar el barco tiburón, el cual quedó al mando de Luis Fernando Suare4z, quien solo logró conquistar la Superliga Águila, pero las cosas no saldrían bien y Julio tendría su noveno periodo en Junior.

Con Comesaña, Junior terminaría clasificándose a los cuadrangulares finales, en donde logró superar y quedarse con un grupo en donde Deportes Tolima, Atlético Nacional y Deportivo Cali, serían sus rivales.

Allí, junior no lograría caer en sus seis presentaciones, consiguiendo un empate y una victoria ante Nacional, dos empates ante el Deportes Tolima y dos victorias ante el Deportivo Cali, lo cual llevó a los tiburones a disputar la final del fútbol colombiano ante el Deportivo Pasto.

Nuevamente una cita con la historia para Comesaña a quien además se le había prometido una estatua en caso de sacar campeón al equipo, tarea que al final cumplió luego que Junior se coronara campeón por la vía de los penales ante los pastusos.

Ahora la historia no puede quedar ahí. Junior quiere acostumbrarse a ganar en cada temporada y ya el mismo Comesaña ha expresado que irán en busca de la Copa Libertadores, ese titulo internacional el cual expresó en más de una ocasión que hacía falta en las vitrinas del cuadro rojiblanco.

La historia parece que apenas comienza, pero Comesaña sabe que ha hecho algo a lo grande en Junior y no quiere que eso se detenga, quiere más y mas y los jugadores han entendido ese mensaje, por lo que los objetivos están claros y Julio Comesaña y su filarmónica de campeones van en busca de la gloria eterna y convertir en Junior en un club mas grande e histórico de lo que hoy es.