Con el regreso de Teo a la cancha, no hay duda que la sonrisa de Julio Comesaña también.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

Si hay una verdadera historia de amor, esa es la de Teo con Junior. El de La Chinita, regresó como titular ante Atlético Bucaramanga y su presencia en el campo es más que notoria. Los rivales se cuidan más en defensa y desde la línea una sonrisa resplandece y esa es la de Julio Comesaña.

Feliz con el 2-0, el colombo uruguayo solo tuvo palabras de elogios para Teófilo Gutiérrez, del cual espera jamás le falte en la vida, en Junior y en la cancha.

Teo, sonriente y algo sonrojado, solo puede calificar a Julio como su “Padre futbolístico” ese mismo que le canta todas las noches que el delantero termina su how de magia.

Esta dupla de ídolos, ahora solo quiere enfocarse en devolverle la sonrisa a la hinchada y además, seguir teniendo a Junior en lo más alto.