El niño se avivó en el juego ante Olympiacos, entregó rápidamente una pelota para hacer un saque de banda rápido para que el Tottenham empatara el encuentro que terminó ganando 4-2.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

En la última jornada de Champions una imagen curiosa se presentó en el juego entre Tottenham y Olympiacos, cuando Callum Hynes, uno de los alcanza pelotas del encuentro, actuó rápidamente en un saque de banda y propició lo que fue el 2-2 en aquel encuentro que los ‘Spurs’ perdían.

El suceso se dio a los 48’ minutos, Callum entregó a Aurier, quien sacó en largo para Lucas Moura y este serviría para Harry Kane, quien de primera intención la mandó a guardar.

Tras el empate, Mourinho buscó al chico y abrazó por ser el gran artífice de una gran remontada. Pero todo no terminaría ahí, ya que el entrenador luso invitó al joven a una cena con el equipo en donde pudo compartir con todas las figuras, sacarse fotos y cruzar algunas palabras.