El joven comenta que su más grande sueño es poder conocer y compartir junto a su ídolo y máximo referente, Sebastián Viera.

Por: George De La Hoz – www.elambito.com

José Ángel Martínez González, es un joven de tan solo 17 años de edad, el cual se encuentra recluido en el internado Víctor Tamayo y quien a pesar de no tener una familia que hoy lo acoja y de no tener parte de su pierna izquierda, lleva siempre una sonrisa, una sonrisa que se ve reflejada en una cancha de fútbol, lugar en donde es feliz y donde deja atrás todos los problemas.

De sus padres bilógicos comenta que no tiene ni un solo recuerdo, una foto o algún detalle, ya que jamás los ha visto, así como tampoco tiene conocimiento de algún otro familiar, incluso no sabe cuál es su lugar de nacimiento.

Dejando atrás esos horribles pensamientos, José nos comentó que su gran pasión es jugar al fútbol y que le encanta ser portero, ya que su gran inspiración es el portero de Junior de Barranquilla, Sebastián Viera.

Bajo los tres palos, este joven se desempeña de gran manera, se olvida en ese momento de sus limitaciones y vuela incluso a los palos más lejanos para salvaguardar su arco de gran manera, así como ha hecho en cada juego que disputa con sus amigos.

Entre sus confesiones está el de no saber cómo perdió gran parte de su pierna izquierda. Algunos le dicen que fue un accidente de auto o que una fractura que no fue bien tratada, incurrió en la amputación.

Ya para finalizar solo nos afirmó que hasta el final de su vida siempre jugará al fútbol y siempre salvará su arco tal como lo hace Sebastián Viera.