En las últimas horas surgió una posibilidad de llevar el partido eliminatorio a los Estados Unidos, situación que no está permitida por la Conmebol.

Por: George De La Hoz

El compromiso entre Colombia y Uruguay por la tercera fecha de las eliminatorias sudamericanas para Qatar 2022, no cambiará de sede. Barranquilla seguirá siendo la casa de la tricolor y recibirá el encuentro el próximo 13 de noviembre a las 3:30 de la tarde.

Todo esto a raíz de una propuesta que llegó a la Federación Colombiana de Fútbol, de trasladar el partido a Miami, en donde se podrá contar con público tras el decreto del Gobernador de la Florida, Ron DeSantis, donde autorizaba la presencia de público en los estadios.

Sin embargo, Ramón Jesurún, presidente de la Federación Colombiana, negó toda esta versión y confirmó que el partido se jugará en Barranquilla tal cual estaba estipulado y que no se está pensando ni siquiera salir a alguna otra ciudad del país.

Vale recordar que para un cambio de sede, la Federación deberá notificar a la Conmebol dos meses antes de realizarse el compromiso, para que esta pueda dar el visto bueno.

Aun así, la propuesta no sería vista con buenos ojos, teniendo en cuenta que en tiempos de pandemia se busca cuidar la salud de los jugadores para evitar contagios, por lo que jugar en un estadio con 60.000 mil espectadores sería un completo error.